Aunque no escuches su voz...

La obediencia a Dios trae bendición

Cuida tus pensamientos

Dios nos Levanta

Pero persiste tú